01 abril 2007

Howard Fast (El filo del futuro, 1961)




Minotauro, 1970

"Los primeros hombres"

Me pregunto si entendemos lo que hemos hecho. ¿Qué es un ser humano? Una suma de recuerdos encerrados en la mente y de una estructura que la experiencia complica cada vez más. Ignoramos aún la amplitud o la fuerza de esta cualidad que los niños están desarrollando, pero supongamos que llegan a un punto en que puedan compartir la totalidad de la memoria. No sólo no habrá entre ellos mentiras. Ni engaños, ni explicaciones racionales, ni secretos, ni culpas… Esto es algo más.
Goldbaum vació la mirada por los rostros de todos nosotros. Comenzábamos a entender. Recuerdo lo que sentí en aquel momento: Admiración, sorpresa, alegría y también angustia; un sentimiento tan punzante que me llenó los ojos de lágrimas.
- Veo que comprenden ustedes – añadió Goldbaum -. No conviene, quizás que yo calle ahora. Soy mucho más viejo que cualquiera de ustedes y he vivido los peores años de bestialidad y de horror que haya conocido la humanidad. Cuando vi lo que vi, me pregunté un millar de veces: ¿Qué significa la humanidad, si tiene algún significado, si no es simplemente un accidente azaroso, una estructura molecular de insólita complejidad? Sé que todos ustedes se han hecho la misma pregunta. ¿Quiénes somos? ¿A donde vamos? ¿Dónde están la cordura o la razón en esta carne que lucha, desgarra y se enferma? Matamos, torturamos, dañamos y destruimos como ninguna otra especie. Ennoblecemos el asesinato, la falsedad, la hipocresía y la superstición; destruimos nuestro propio cuerpo con drogas y alimentos venenosos; nos engañamos a nosotros mismos, engañamos a los demás, y odiamos, odiamos y odiamos.
“Algo nuevo ha ocurrido. Si las mentes de estos niños pueden comunicarse realmente entre sí, tendrán una sola memoria, que será la memoria de todos. Todas las experiencias serán comunes a todos, así como todos los conocimientos, todos los sueños. Los niños serán inmortales. Pues cuando uno muera, otro niño se unirá a la totalidad, y otro y otro. La muerte no tendrá significado, perderá su siniestro horror. La humanidad comenzará, aquí, en este lugar, a realizar parte de su destino, a ser una unidad singular y maravillosa, una totalidad, de acuerdo casi con las palabras de vuestro poeta John Donne, quien sentía como todos hemos sentido en algún momento, que ningún hombre es una isla. ¿Ha habido alguna vez un hombre reflexivo que no haya sentido esa unidad de la humanidad? No lo creo. Hemos vivido en la oscuridad, en la noche, cada hombre ha luchado sin otra herramienta que su propio pobre cerebro y luego ha muerto con todos los recuerdos de una vida. No es extraño que hayamos conseguido tan poco. Lo sorprendente es que hayamos conseguido tanto. Sin embargo, todo lo que sabemos, todo lo que hemos hecho no será nada en comparación con lo que estos niños sabrán, harán y crearán.

6 comentarios:

@micronauta dijo...

Adoro totalmente Los Primeros Hombres.

Fractal Caos dijo...

¿Es esta la novela en la que se inicia una invasión de productos que no se deterioran?

Victoria dijo...

no recuerdo... hoy le echo un vistazo al libro y te cuento ;-)

Victoria dijo...

me parece que no, pensé por un momento que podía ser el cuento "la tienda marciana", pero no.
En Los primeros hombres, La hormiga gigante, Del tiempo y los gatos, Catón el marciano, La caja fría, fría y La visión del edén, no sale nada parecido.
Pero fue sólo un vistazo. Lo dejaré cerca para leerlo a fondo nuevamente y ahí te cuento si descubro algo.
Saludos

Unknown dijo...

Es de "los primeros hombres"

Unknown dijo...

Es de "los primeros hombres"